domingo, 6 de diciembre de 2015

A LA LUZ DE LA LUNA

A la luz de la luna
                        la lela mirada
                        clara que la veía.
                        A la luz de la luna
                        blanca lumbre blanca
                        dulce en tu pupila.
                        A la luz de la luna
                        halo cristalino albino
                        y tú, lúcida.
                        A la luz de la luna
                        un parpadeo da la vida
                        de ambos, la alegría.
                        A la luz de la luna
                        albos sobre sombras
                        los dos amando.
                        A la luz de la luna
                        límpido hecho
                        como contigo con ninguna.
                        Pelo al viento
                        y mezclando
                        en esa noche cascabelera
                        entonces, nos dijo ella:
                        "Haced de mi brillo vuestra cuna"

viernes, 23 de octubre de 2015

A TI MI AMIGA

Compañera infatigable
Concubina maltratada
Amiga traicionera
Y amante cabreada.

El vaso siempre lleno 
Bebedora compulsiva
Tristeza rechazada
Y la soledad entretenida.

Mujeres solitarias
Hombres despechados
Luces enajenadas
Y de la noche amarrados.

Sufrida vividora
A la vida agarra.
Es para ti amiga.
A ti mi amiga la barra.

jueves, 24 de septiembre de 2015

UN LEGRADO

Se hicieron novios justo al final de la adolescencia. Él era la segunda vez que iba a hacer el amor (aunque siempre reconoció que aquélla otra sólo había sido un puntazo. Es decir, una mínima penetración, de pie, y en algún rincón oscuro con una muchacha cinco años mayor cuando cumplió los quince añitos). Según ella sería su primera vez. Y ocurrió en un local deshabitado, desvencijado y totalmente abandonado situado muy cerquita de la rotonda de Los Anzuelos a un lateral del que sería el nuevo hospital Politécnico y Universitario La Fe de Valencia años más tarde.
“Quieres ver la sangre que me ha salido”, “no hace falta”
Ambos residían en el barrio de La Fonteta. Lugar que les vio nacer. Conocidos de toda la vida, el ardor pasional que sus respectivas hormonas les provocaron los llevó a hacerse más que amigos y a esporádicos encuentros sexuales donde el calentón que daban a sus cuerpos era tal que se avecinaba el gran acto de amor. La unión en armonía. El noviazgo. El coito. “¿De verdad esa es la prueba de amor que necesitas?, si ya sabes que te quiero mucho”, “teta, yo sólo quiero estar seguro y esa es la mejor forma”, “bueno, la semana que viene lo veremos”, “eso mismo dijiste la ultima vez”, “¡pues te esperas!”
El gran día les pareció el más emocionante de toda su vida. El planeta amaneció con más colores de los habituales. Por fin se haría un hombre del todo y dejaría de ser un niñato. Hallaron el rincón que él hubo limpiado el día antes. Al atardecer consumarían el acto, sobre unos cartones y apenas sin desnudarse. La penetración fue un desastre. Él eyaculó en un par de minutos.
Las dos próximas semanas repitieron la hazaña en otra ocasión. Comenzaron a disfrutar del sexo aún con la torpeza habitual de su edad. Empezaron a pasearse de la mano, aunque escondiéndose de los amigos.
Entonces ocurrió. “No me baja la regla; nano, es una mierda”, “vamos a esperar un poco”. Pasaron otras dos semanas sin practicar sexo, sólo besos. Ella estaba muy asustada. Tenía miedo de sus familiares. La palabra puta resonaba en su mente como ese dolor de cabeza traicionero que no te deja dormir. No tenían trabajo, los estudios no eran lo suyo. Iban a ser padres con apenas dieciocho años. El pánico invadió sus huesos como artritis recalcitrante. El miedo como parálisis cerebral. La incertidumbre les hacía resoplar.
Un mes después, confirmado el embarazo, una vecina enfermera de La Fe antigua les concertó cita con el psicólogo del hospital para tantear las posibilidades. Allí conocieron a otra joven que había abortado un par de años atrás. Ésa iba a ser una salida. El fruto engendrado en su acto sexual podría esperar. Más adelante con la situación social, laboral y familiar bien mejorada lo volverían a intentar de nuevo. Ese fue su consuelo. Ese sería su estigma.
Clara sufrió una intervención leve para desalojar el feto de su organismo. De su ser. De su vida. Un bofetón a la vida diría algún creacionista. Una decisión de vida expondría algún evolucionista. Para los ultracatólicos un asesinato. Para un ateo una opción mejorada de una probable vida frustrada y mal avenida. Para ellos dos: “hemos sido unos cobardes”.
Quizá debieron contar la verdad a sus adultos y que decidan ellos.
A la salida de la clínica abortista, que fue gratuita por ser ella menor de edad, él la esperaba con cierta tranquilidad. El problema había desaparecido. Josito descubrió que hacer el amor, follar, o como quiera que lo llamen es algo más que una machada y que exige una enorme responsabilidad. Los cuerpos se hacen promesas sin el permiso de la mente. Ahora debía seguir con ella hasta la consecución de una bonita historia de amor. Algo le conminaba a actuar con ternura. La abrazó e intentó besarla. “No me toques”

El secreto no podía continuar. Ya se sabe que contarlo alivia el alma y algún que otro pesar. De modo que se lo contaron a su mejor amigo y amiga respectivamente. Les dieron la razón y un gran consuelo de paso. Y con respecto a volver a acostarse, nada de nada. Ni el más mínimo indicio de sexo por parte de ella en días. Pero, ay, las dichosas hormonas, tan guerreras ellas, no los dejaban respirar con tranquilidad. Un día en el cine los besos se convirtieron en tocamientos y éstos en orgasmo. Se acostaron a las tres semanas en casa del amigo aprovechando la ausencia de sus padres. Eso sí, con la lección bien aprendida de la psicóloga. Hay que utilizar el preservativo siempre que no se pretenda la fertilización. “Sí, doctora, no se preocupe”, dijo él. “No es mi problema, sois vosotros los que deberíais tener mucho cuidado”
Clara y Josito vivieron un noviazgo muy aciago. Comenzaron a discutir poco antes de cumplir los seis meses desde el aborto. Los celos, siempre queriendo meter baza en los temas del amor. Los celos, incompatibles con una relación moderna y abierta. Los celos, acompañados de los reproches continuos. Las discusiones que llevan a un silencio atroz. ¿Hacer el amor con alguien al que le has enumerado todos sus defectos para ganar una discusión tras otra? Mal remedio. Imagínenselo, es fácil.
A la par, observaban como sus allegados trataban a sus parejas con complicidad. No como ellos. Y, por fin, el sexo dejó de ser el pegamento que los unía. Ya no sentían nada. Se corrían como autómatas. Y al terminar el acto sexual no tenían nada de lo que hablar ni discutir. Dejaron de salir juntos un par de veces para intentar una nueva reconciliación. Intento fallido.
Un año y medio después de hacer el amor por primera vez se despidieron de su noviazgo al fracasar en la tercera tentativa de reconciliación.
“Ojala hubiera salido bien, Clara”, “no puede ser, han pasado muchas cosas ya, Josito; cuando estoy contigo no soy yo”.
Adiós… adiós.

Veinte años después. La Fe nueva lleva pocos meses inaugurada. Son las fiestas del pueblo de la Fonteta de San Luis. El destino, tan juguetón, va a propiciar un reencuentro. No lo puede evitar, le gusta experimentar con los humanos. Y a nosotros, que tanto nos gusta fantasear con él, nos encanta.

Dos solteros alrededor de los cuarenta años cumplidos coinciden al visitar a sus respectivos padres. Siempre han sabido el uno del otro y, además, en los últimos tiempos no es la primera vez que se ven en persona aunque siempre tenían una pareja que comprometía una conversación nostálgica.
Las miradas son dulces, cálidas, profundas y acompañadas de una sonrisa sin enseñar los dientes. Dos besos apegados establecen el contacto. Clara y Josito se van a dar otra oportunidad. Le van a otorgar esa oportunidad al amor. Ahora son adultos, los dos tenían más que sopesada esa opción. Los padres casamenteros se encargaron de dejarles bien claro la soltería del otro.
Todo lo concibieron con demasiadas prisas. Ella se trasladó al piso de él a los dos días de hacer el amor en su coche esa misma, primera, noche.
No podían perder el tiempo. Buscar el embarazo. Qué magnífica idea. Sí, claro. Un hijo les uniría para siempre e iba a ser muy bien recibido y querido. Si el amor fracasa nunca lo haría la paternidad.
Reconstruir lo derruido. El ave Fénix que vuelve de sus cenizas.
Cinco semanas tardó la dicha. Ella estaba de nuevo embarazada de él. “Voy a ser madre, ahora sé por qué he estado esperando”, “yo también lo sé ahora, cielo”. ¿Era una ilusión infundada? Qué más da. Ambos resumieron sus vidas y olvidaron los años pasados alejados el uno del otro como una mala comida. Ahora, sí, van a ser valientes. No como aquella vez.
Informaron a sus más allegados e incluso a desconocidos con los que se topaban en cualquier lugar. Derrocharon pasión en la cama. Sin prejuicios, sin miedos, sin prisas.
Un día despejado propuso él: “demos un paseo por las cercanías donde me dijiste que te desvirgué, ¿te parece?”, “no sé, nunca he vuelto por allí”, “yo sí, una vez hace tiempo”. Buscaron el alivio al retornar a un lugar donde les hubiera resultado imposible profanar sin este nuevo embarazo.
Un mal paso. Se le cataloga después de haberlo dado. Antes siempre todos los pasos son buenos ya que los malos nos traicionan, no los esperamos, no los vislumbramos nunca. Aún sin ser temerarios no somos inmunes a tropezar en la vida, hasta en las acciones que tratamos con pulcritud.

Entonces deciden asomarse por una ventana sin cristales para recordar cogidos de la mano donde hicieron el amor por primera vez. Un mal paso. Clara pisa una tapa rota, cubierta de hierbas que la ocultaban, de una vieja arqueta telefónica situada en la acera que da al interior de ese añejo edifico. Clara sufre un golpe brusco y seco entre sus glúteos. Josito la ayuda a levantarse. Encuentran descanso en la repisa de la estación de ADIF cercana.
Ella nota el calorcillo de la sangre en su entrepierna. La mejor opción es dirigirse a urgencias del hospital La Fe nueva para que la examinen.

El feto se ha desprendido escucha él, con lágrimas resbalando por sus mejillas. Es el médico de urgencias que los atendió. Hay que ingresarla para practicarle un legrado. Otra vez. El pasado vuelve como un tsunami emocional.
“En aquella ocasión estaba vivo”, detallaría ella postrada en la cama dos días después. “No sé por qué te hice caso en ir a ese maldito sitio”, insistió.

Seis meses más adelante se separaron definitivamente.

domingo, 2 de agosto de 2015

EL REMOLINO

Mater natura, viva y muerta,
en el arropo existencial de todos ...ínter vivos.
Seres embutidos en tu sabiduría, cierta.
Aquí, en tus dominios duraderos
de exquisitos placeres, y constantes,
a lo largo del camino perecedero.

Vueltas, vueltas, vueltas y más vueltas.
La Tierra, el Mundo, el Cosmos, la Sangre.
El Ser Humano al cazador captura,
el cazador a la presa acecha
que ésta hacia otra represa
y el Hombre que a sí se presa.

Del suelo hacia arriba, más arriba,
surge la molécula violentamente empujada
a la superficie donde nuevamente
se impulsará en situación trampolínea
en un paseo libre e ingrávido
que acaba arrojada ayuso
para abajo, más abajo, !al suelo¡

Al comienzo ...ab initio
con la explosión gigantesca ...dei gratia
a cuya danza bailaron los planetas ...ex abrupto,
jóvenes y voluntariosos, alrededor de las estrellas.
El sinuoso contacto a la vida,
aguardando aquélla, con su abrazo bien agarrado,
en los inerciáticos giros, y más giros,
que quiere acabar: ¿cómo?; ¿dónde?; ¿cuándo?
             
Ese remolino de rocas ardientes
cobijo imperioso de todo y de nada
al que nuestra movible alma
fuerte se aferra y ...esperanzada.

sábado, 4 de julio de 2015

PUNTO AZUL PÁLIDO, desde la VOYAGER (30 aniversario de su partida) en 1990 al alejarse del Sistema Solar.


ÚLTIMA FOTO DE LA SONDA 
Desde este lejano punto de vista, la Tierra puede no parecer muy interesante. Pero para nosotros es diferente. Considera de nuevo ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestra casa. Eso somos nosotros. Todas las personas que has amado, conocido, de las que alguna vez oíste hablar, todos los seres humanos que han existido, han vivido en él. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de ideologías, doctrinas económicas y religiones seguras de sí mismas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada niño esperanzado, cada inventor y explorador, cada profesor de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie ha vivido ahí —en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.
La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de una esquina de este píxel sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestras posturas, nuestra importancia imaginaria, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo... Todo eso es desafiado por este punto de luz pálida. Nuestro planeta es un solitario grano en la gran y envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.
La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad, y formadora del carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amable y compasivamente, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que siempre hemos conocido.  CARL SAGAN (fallecido en 1996), científico y cosmólogo.

domingo, 7 de junio de 2015

PONERSE METAS y CUMPLIRLAS

UNA META ES UN  CONTRATO CONSIGO, DEBE ESTAR ESCRITO
La fecha propuesta para meta personal, reflejada en algún tipo de documento personal o muy presente en tu cabeza, es muy importante parr la activación del cerebro. Se ubica en el córtex reticular (como si eso importara demasiado, ¿verdad?) Lo importante es que nuestra actitud ha comenzado a ponerse en marcha una vez definida la fecha de conclusión de la meta. Luego podrán darse todas las prórrogas que a uno le dé la gana, pero todo será volver a empezar, o, es decir, a no empezar nunca en serio.
Esta disertación quedará anulada de inmediato si interviene la única víscera que depende más de la emoción que del razonamiento. Eso es, la víscera del amor: nuestro caprichoso corazón que va a su puto aire.
Escribimos exclusivamente de la razón.

PRIMERO DEFINIR LA META A CONSEGUIR Y DESPUÉS PONERLE FECHA. Aquí deseo reflejar un inciso. La definición de la meta. Ponerte una meta en la que intervienen más de una persona y conseguirla a toda costa sin tener en cuenta las aspiraciones de los otros no te hará más feliz ni más inteligente. Al revés, sólo quedará satisfecho tu orgullo. Y ya sabemos que los orgullosos, poco listos, viven regular. En fin.

LA META FINAL PUEDE VENIR EN ETAPAS, COMO EL CICLISMO. Ir ganando etapas, pequeñas metas también planificadas, ayudará cantidad.

CADA DÍA REALIZAR UNA ACCIÓN HACIA META. Pequeños logros. Como cuando de niños ahorrábamos en la hucha. Cada monedita insertada en el cerdito de barro nos tenía más cerca de aquellos patines.

NO DEJAR PASAR NI UN DÍA SIN DEDICARLE UNOS MINUTOS. Como mínimo repasar todo el plan preconcebido.

LA META DEBE SER ALGO MEDIBLE. La paz en el mundo no lo es ni está a nuestro alcance. Hacerse rico no es medible, aunque sí posible y con probabilidad frustrante. Conseguir un empleo fijo sería medible y posible.

LA META ES UN  COMPROMISO, EL DESO ES UN ANHELO.
Estos dos conceptos hay que mezclarlos. Compromiso más anhelo es la suma que nos lleva a la determinación.

Concepto SMART: específico, medible, alcanzable, relevante, con fecha.
Escribir objetivo medible, fecha límite, y la meta en tiempo presente.

PREPARARSE PARA EL ÉXITO. Sólo hay un sitio dónde se hallará antes al éxito que al trabajo. Eso es, en el diccionario. Si la meta llega por sorpresa y con un esfuerzo mínimo el éxito puede desbordarte y volver al principio, y fracasado. El ejemplo es que te toque la lotería sin nunca haberte planteado que harías con dicho dinero, probablemente será dilapidado. Es mejor, una vez alcanzada una meta, proponerse otra.
SUERTE

domingo, 17 de mayo de 2015

PCE base para PROPUESTA REPUBLICANA elecciones 2015

1. El carácter federal del estado y el autogobierno de los pueblos de España. La igualdad en derechos y deberes del conjunto del territorio.
2. El ejercicio del poder municipal como parte del Estado, con amplias competencias, financiación suficiente y fiscalidad progresiva. Democracia participativa como elemento esencial del poder local.
3. La limitación de mandatos y revocabilidad de cualquier cargo electo.
4. Renta básica como derecho universal de ciudadanía.
5. La renuncia a la guerra como método de resolución de conflictos. La solidaridad y la cooperación como guía de la política exterior.
6. La obligatoria planificación democrática y ecológica de la economía.
7. la limitación a 35 horas de duración de la jornada laboral.
8. La vinculación jurídica de los derechos sociales.
9. La igualdad efectiva entre hombres y mujeres.
10. La proporcionalidad de la ley electoral.
11. El derecho de todos los reconocimientos ciudadanos a la población inmigrante, incluyendo el sufragio activo y pasivo.
12. La división de funciones y competencias entre Congreso y Senado.
13. La radical separación de la Iglesia o Iglesias del Estado y cualesquiera de sus políticas.
14. La democratización del espacio mediático para poder dar voz a la ciudadanía.
15. La elección popular de la jefatura del Estado.

domingo, 5 de abril de 2015

PCE sigloXXI PROPUESTA POLÍTICA

PROGRAMA BASE PARA UN BLOQUE SOCIAL Y POLÍTICO 
revista MUNDO OBRERO pincha
Partido Comunista de España
Un Bloque que genere el poder social necesario para que el pueblo viva con dignidad. Un programa base de emergencia.

NO A LOS DESAHUCIOS, por la dación en pago.
AUMENTO DE LAS COBERTURAS SOCIALES y plan contra la pobreza. Trabajo garantizado. Por pensiones dignas y universales.
EMPLEO DIGNO Y DE CALIDAD para todos y todas, derogación de las reformas laborales e instauración de un marco laboral democrático y con derechos. Jornada laboral de 35 horas.
NO AL PAGO DE LA DEUDA ILEGÍTIMA. Una fisacalidad progresiva y lucha efectiva contra la corrupción. 
Por un salario mínimo de 1000 €.
CONTRA LOS TRATADOS EN BENEFICIO DE LAS TRANSNACIONALES, NO AL TTIP/ATCI (tratado de libre comercio entre la UE y EE.UU) que generan las "puertas giratorias" a los políticos.
EN DEFENSA DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS, por la nacionalización de sectores estratégicos.
POR EL DERECHO A DECIDIR DE LOS PUEBLOS Y LAS PERSONAS SOBRE SU FUTURO.
POR LA PAZ, no a las guerras. NO A LA OTAN.

viernes, 13 de febrero de 2015

BANDERAS y su GOYA



Señor Antonio Banderas:
Con respecto al discurso sobre el Goya Honorífico que le ha otorgado la academia de cine española, debo decirle que nunca he visto la gala de los premiados entera, siempre me parecen un soberano tostón.
Empero debo comunicarle que la última me la ha salvado.
Su elocuencia, argumento, fundamento y ternura, con la dedicación a su hija Stella del Carmen por el tiempo perdido, fueron impresionantes. Hablando del tiempo perdido. Las películas son una compañía divina. Te pasean por los sentimientos y por el mundo. Ahondan en tu vida, le dan un motivo o se lo quitan. Te entretienen y nunca te dan la sensación de haber perdido el tiempo cuando terminan. Algunas, las menos, pasan sin pena ni gloria por tu estado anímico. Incluso así, merecen la pena.
Volviendo a su discurso. Tres detalles de enjundia, al menos para mi: sobre el lodo (no dijiste arcilla, sino lodo) que al moldearlo se convierte en una película (pues hasta de la ciénaga puede surgir  una flor); sobre que a tu edad (la misma que la mía por dos años más tú) empieza la segunda parte del partido de tu vida; del reconocimiento que siempre deseaste con anhelo de los tuyos aunque para ello tuvieras que emigrar  a EE.UU como tantos otros talentos de este país canallesco. También fui inmigrante a Madrid.
Te digo, Antonio, que me empaté con tus palabras. Antes de que empezaras estuve a punto de cambiar de cadena, pues, triste de mí, pensé que te ibas a tirar un cuarto de hora agradeciendo los esfuerzos de las personas que te habían apoyado y ayudado. Ocurrió que te pusiste esas “gafotas” que dan la sensación de permitirte escudriñar las letras a un tamaño excepcional. Me dije, este tipo va a leer algo muy especial para él y a ver si lo es para mí también. Y lo fue.
Tú estabas delante de miles, muchas, personas escuchándote dentro de una fiesta de las mejores, si no la mejor ese día, del planeta. Yo estaba solo, a oscuras, tumbado en un sofá circunstancial  (vivo de alquiler). Tú leías con una enorme dosis de lucidez. Yo acarreaba una resaca de mil demonios en la que pensar era un esfuerzo increíble. A ti te esperaba tu familia. A mí nadie. Tú estabas en la cima de tu profesión y yo en una baja de la mía. En fin, quizá todo sea pura envidia.
Cuando terminaste la exposición y levantaste la estatuilla para dedicársela a tu hija acababa de recibir las mismas sensaciones como si hubiera visto una buena película sobre la redención, la tuya. Y eso es algo en lo que yo siempre he fracasado. Espero que hasta ahora; pues, Antonio, yo también empiezo la segunda parte del partido de mi vida.
Fue cuando decidí escribir sobre ese momento, íntimo entre ambos.
En cierta ocasión quise ponerme en contacto contigo, con tu productora, para ofrecerte la posibilidad de que valoraras un proyecto de guión sobre una novela que publiqué (sin apenas éxito hasta la fecha y ya descatalogada que se puede obtener buscando en la columna de la derecha). Transcurre  en Granada, junto a tu querida Málaga paisano, en la década de los ochenta y que bien pudiera enfocarse como una obra de teatro sobre escenarios naturales donde sobraría cualquier modernez debido a su ambientación. Nunca recibí contestación, de los más de veinte sitios a los que me dirigí. Comprendí que la dichosa crisis ya estaba en auge, me consolé. También le escribí a tu amiga Penélope Cruz, Pe y Oscar (pincha) en otro estilo tirando hacia el relato cuando ganó el Óscar a mejor actriz secundaria. Pero me resultó imposible contactar.       
         Ya me despido, Antoñito, deseándote que ese partido, ese segundo tiempo nos sea cojonudo, a todos los que lo juguemos con ganas (con dos huevos). Nos vemos por Málaga, pues le tengo el ojo “echao” hace tiempo.
         Postdata: dale a tu hija Estela mil gracias por haberte compartido con el resto de la humanidad. Su soledad quedará recompensada por la compañía ofrecida a todos los demás.
SUERTE.

jueves, 22 de enero de 2015

DECÁLOGO del TRIUNFADOR

REQUISITOS PARA TRIUNFAR
Puntos en común de los triunfadores al ser entrevistados.
muy
INTERESANTE
(nº 386/pag. 45)

Estos puntos los he sacado del reportaje mencionado. El resumen es de mi cosecha.

DEDICACIÓN. Un proyecto definido y perseguirlo.
PERSISTIR CON INTELIGENCIA. Cambiar de estrategia ante los rechazos.
CREAR COMUNIDAD. Convencer a la gente que debe participar en el proyecto.
ESCUCHAR. Pues eso.
TENER UNA HISTORIA QUE CONTAR. Ser buen comunicador.
PONER A PRUEBA LAS IDEAS TAN PRONTO COMO SE PUEDA. Pues eso.
CONTROLAR LAS EMOCIONES. Ser calculador ante el espejo.
EVOLUCIONAR. Adaptarse a cada necesidad y procurar sobrevivir.
SER PACIENTE. Esto es buscar el resultado a largo plazo.
SER FELIZ. Es decir, disfrutar con la labor desarrollada. Nos ha fastidado.

Y TENER LA CABEZA MUY BIEN AMUEBLADA
Este punto quizá no dependa de uno mismo, del todo:
LOS PILARES FUNDAMENTALES DE TU FUTURO COMPORTAMIENTO:
HTTP:// pinchar aquí