domingo, 6 de julio de 2008

RECLAMO












Guerra, hambres, enfermedades horribles, superpoblación, paro, miseria, penalidades, locuras, racismo extremo, ansias de poder destructivo, destrucción de la naturaleza, locuras múltiples...
Como siga Dios durmiendo mucho más tiempo, mataremos
la esperanza, el amor, la amistad, la comprensión, el arte, la ecología, la bondad, el perdón, la risa, el cariño, el coraje, la paciencia, el compartir, el valor, las bodas, la pareja, la sensualidad, los orgasmos...

1 comentario:

Pisacarriles dijo...

Aunke despertaran todos los dioses conocidos y algunos sin conocer, la humanidad seguiría siendo lo mismo: destructores, despiadados, racistas, lokos (pero de los malos lokos), el poder.....joder eso si k corrompe colega, el ansía de tener al contrario acogotado bajo su bota y poder destruirlo todo: sus principios, su religión, sus ideales, su visión de la naturaleza...en fin vaya ladrillo me ha salido... será porke llege de Linares hace un rato y las neuronas aun no estan ordenadas en su sitio, pero no kiero despedirme de ti sin algo k dijo un tio de coones el Gran Jefe Seattle:
Enseñad a vuestros hijos lo que nosotros hemos enseñado a nuestros hijos: la tierra es nuestra madre. Lo que afecte a la tierra, afectará también a los hijos de la tierra. Si los hombres escupen a la tierra, se escupen a si mismos. Porque nosotros sabemos esto: la tierra no pertenece al hombre, sino el hombre a la tierra. Todo está relacionado como la sangre que une a una familia. El hombre no creó el tejido de la vida, sino que simplemente es una fibra de él. Lo que hagáis a ese tejido, os lo hacéis a vosotros mismos.

Posdata o como se diga:

Sigue escribiendo Manuelo, a mi me gusta un montón...Gracias por compartirlo.

Pisacarriles Mayor.