lunes, 27 de octubre de 2008

PESADILLAZA

Rechinamiento en mi cerebro, son mis dientes crujiendo, eso sólo al principio, hasta que el ruido inunda la cabeza y me enloquece, apreso las mandíbulas, nunca sin dejar de rechinar, con un único fin, romperme los dientes y escupirlos de uno en uno, ¡no!, me los estoy tragando, me cago en todos sus muertos, no lo puedo evitar, ahora aparece una imagen de un familiar desnudo que se aproxima a mi, su puta madre, tengo que salir volando, y bato mis brazos, ¡pero no!, nada, imposible, ya me duelen un mogollón, pero…, un momento, sí, arranco, me alejo de esta mierda, me elevo, ya me da igual haberme roto toda la boca, me he empalmado por la alegría de elevarme, de volar por los campos, ¡NO!, un puto rayo me persigue, tengo que alejarme, cabronazo, me ha sacudido en las rodillas, adiós a mis fuerzas, la polla se me arruga, y caigo, caigo, caigo…

1 comentario:

J. Úbeda dijo...

Joder, ¿qué pesadilla no?