martes, 28 de septiembre de 2010

De WALL STREET hacia el 29S

El ansia de Wall Street por colocar sus productos financieros por todo el mundo con el fin de enriquecerse, asquerosamente y por la vía rápida con los porcentajes, nos llevó a la tragedia de las subprime (hipotecas basura) que se convirtieron en productos tóxicos camuflados en paquetes etiquetados con la triple A (AAA, productos sin riesgo), mentirosos, que el resto de las finanzas de cada país compraron a mansalva por un buen precio, estafados. Los productos fueron perdiendo una A después de otra hasta desaparecer, y se convirtieron en invendibles e intransferibles. Los financieros perdieron la liquidez (efectivo, cash) y cerraron el “grifo” de los créditos. La cosa fue así:
En tiempos felices de bonanza económica los bancos americanos concedían créditos para hipotecas con el único aval del propio inmueble que no paraba de subir de precio. Esta práctica la copiaron por todas partes, en especial aquí en España creando la Burbuja Inmobiliaria que no se quiso ver pues la financiación de los ayuntamientos se sustentaba en ella mediante la recalificación de terrenos. ¿Pensaban que cada familia española debería poseer un piso por miembro? Mientras tanto, allí en USA, los particulares, a base de préstamos, se metieron a promotores inmobiliarios y a especular con la subida de precios para vender los pisos apenas recién comprados. Pues bien, como la economía tiene vida propia y en una sociedad tan liberalizada para el Capital, como es la estadounidense, la gente cambia de ciudad y de trabajo fácilmente, sucedió que muchos créditos dejaron de pagarse por la temporalidad y elasticidad de los trabajos. Inmediatamente los precios de subida de las viviendas se estancaron debido a que La Banca comenzó a no prestar dinero, a no fiarse, entonces la construcción se paró, y esas hipotecas sin pagar se convirtieron en las Hipotecas Basuras camufladas en los productos tóxicos. Surge La Crisis Financiera Internacional. Llega J. L. R. Zapatero, que para ganar las Elecciones Generales de 2008 en España no reconoce crisis alguna (bueno, es un poco indecente pero vale), es el primero de los desvaríos que cometerá. Gana los comicios y sigue sin reconocer la crisis. Esto ya no es disculpable. Siguiendo la tónica general le cede dinero al sistema financiero para que vuelva a tener liquidez (o sea, un amigo) y puedan prestar, y ese dinero es conservado por el sistema financiero para su propia protección y desaparece, prácticamente. Funde los ahorros de la Seguridad Social, en un gesto socialista que llena de odio al contrario (el PP, ¡anda que éstos también!) y pierde su apoyo, confiando que la crisis, ahora ya sí reconocida, dure sólo unos meses. Pero la cosa va para largo. Una vez la “hucha” vacía, pretende llenarla para el futuro con el dinero de los pensionistas, funcionarios, y demás recortes sociales, que es la única opción que le deja la situación. Los adinerados aprovechan la oportunidad para decirle que ellos sí sabrían llevar los RECORTES por buen camino, no como él. En un pataleo trata de subirle los impuestos a los ricos para cabrearlos del todo, que de poco servirá.
Los sindicatos se defienden de tanta agresión y proponen, algo tarde, la HUELGA GENERAL del 29 S. Y que cada cuál la interprete cómo quiera, ya que es un derecho que la Constitución protege y nunca una obligación.
¿No hubiera sido mejor reconocer la Crisis Financiera y no haberle prestado dinero a los de las finanzas? Ya que ahora es el propio Gobierno quien necesita el préstamo transformado en Deuda Exterior, para que nos tengan bien cogidos de nuestras más íntimas partes a todos los españoles, los extranjeros que nos compran esa deuda. Digo yo, que soy de los recortados.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Bye Bye RÍOS


Se jubila de las tablas, de los directos, de los lives, el hermano mayor de los músicos roqueros españoles y de la mayoría que no lo son. Adiós chaval, vocablo madrileño que te recordará todos los años que pasaste en la capital de España, allí en Madrid, donde un casi crío con aspiraciones de ser artista en la música moderna que se estaba implantado por todo el mundo, en tantas ocasiones relatado por ti, allá por 1962 (año en el que nací por cierto) con 15.000 pesetas en el bolsillo… El resto nos lo has dado a conocer con tu música, maestro. Quiero hacer constar, que al igual que tú, era inmigrante granadino en Madrid. Con veinte años recién cumplidos, cuando apenas había concurrido a dos o tres conciertos multitudinarios de artistas extranjeros y todos Heavy´s, observé que la ciudad fue empapelada con carteles de un tal Miguel Ríos, músico que de ser conocido por nombre no lo era por su venta de discos, aunque ya fuiste exitoso con alguna extraordinaria canción (El Himno de la Alegría, vuelvo a Granada, el río aquél, no montes ese caballo… que escuchábamos en la televisión pública, la única), para la inminente grabación de un directo: ROCK´AND´RÍOS.

Debo reconocer que por el mero hecho de ser ambos paisanos junto a la expectativa que creaste con el marketing no resistí la tentación de asistir.

Increíble la sensación que sentí. El mejor concierto de mi vida. Hasta tu despedida. BYE BYE RÍOS está, si no más, al nivel de ese año de 1982.

Entre medias de los dos eventos he estado cerca de ti en media docena de ocasiones y siempre me has transmitido mucha honestidad y bastante simpatía que se confirma cuando rehúsas presentar a la guapísima chica Lúa como tu hija y lo haces como cantante vocalista de un grupo. No vaya a ser que la malafollá de algunos críticos te la malograsen. Te felicito.

Tus amigos: Lapido, Ana Belén, Gold Lake (tu hija), Rosendo, Carlos Goñí, Pereza, Amaral, Manolo García… y que me perdone quién se me esté olvidando, te acompañaron, y sospecho que de tú haber querido hubieran estado contigo más de un centenar. Enhorabuena.

Qué sonido; qué forma magistral de incluir temas viejos con los tiempos modernos; qué duetos; qué pelos de punta, y qué forma tan escandalosa de silbar, aplaudir, bailar y cantar. Yo hasta dos “olas” hice.

No puedo imaginar otro sitio mejor de disfrute que el Palacio de Deportes de Granada el 17 de septiembre de 2010, durante esa noche.

Por circunstancias (¡váya una polla!, siempre son las cosas por circunstancias) fui a verte solo. Añado que pocas veces me he sentido tan acompañado. Y, encima, ligué algo. Te mando un abrazo, tío. Así es como me gustaría jubilarme a mí; en pleno apogeo social y físico, como tú.

Ojala tomemos ejemplo, D. Miguel.

Firmeza (que te sobra) y muchísima suerte (que la tendrás).

viernes, 3 de septiembre de 2010

UN REMEDIO CAPRICHOSAMENTE INESPERADO (sin comas)

Un tipo charla con su reciente médica de cabecera justo antes del momento de la despedida en la que ambos repasan las necesidades farmaceúticas que requería el paciente y que la doctora deseaba concluir el diagnóstico ya repetido en varias ocasiones sobre malestares generales debido a la insistencia de él que comenzaba a considerar de una pesadez extrema cuando inesperadamente la increpa para que le recete algún remedio contra el rencor y las ansias de venganza que en ocasiones lo atosigaban que pilló desprevenida totalmente a la médica pero que no tardó en reaccionar para levantarse y regalarle un abrazo y exhortarle en buena medida de que ése era el remedio que necesitaba y que lo buscara y ahora son amigos.